El tráfico que llega a tu web y a tus diferentes activos digitales, es de un valor incalculable. Son potenciales clientes buscando tus productos o servicios.  Una gestión adecuada de este tráfico es fundamental para poder convertir a los clientes potenciales en clientes. La optimización de conversiones es una metodología que permite optimizar todos los puntos de contacto con el cliente en el proceso de conversión hasta convertir los visitantes en clientes