Una estrategia de datos es fundamental para poder medir. Implementar una analíica correcta es fundamental para obtener resultados. La analítica web nos permite optimizar los flujos de navegación en la web y los contenidos y diseños de las mismas además de darnos información e insights de consumidor. Los modelos de atribución son la clave para entender los “touch points” con nuestros consumidores